“En el año 34, como ya tenía bastante trabajo en Lleger y su entorno, hice un horno de pan para un señor llamado Luís Miracle y le modifiqué toda la casa, “la botiga” y otras instalaciones. Cuando quemaron la iglesia de San Jaime (cuando la revuelta del 34) me confiaron a mí para restaurarla y pintarla.”   Magí Inglada

Cuando Magí Inglada escribió estas sencillas palabras poco se podía imaginar que comenzaba una aventura de 40 años en la historia de la construcción. Que sus primeros pasos trabajando en el horno del Sr. Luis Miracle serían las primeras piedras de lo que hoy es una empresa familiar conocida en toda la costa dorada por su buen servicio y la calidad de sus obras.

Sus palabras nos llegan desde el pasado pero nos enseñan que desde la humildad y la buena práctica de la profesión se logran los mejores resultados. En Reforming seguimos los valores que nos transmitió Magí: transparencia, esfuerzo constante y calidad en los resultados. 

Forn